• Inicio
  • Blog
  • ¿Necesitas realmente a trabajadores tan cualificados?

¿Necesitas realmente a trabajadores tan cualificados?

¿Piensas necesitar a un trabajador con un título universitario para que pueda estar al servicio de tu cliente? ¿Te resulta imprescindible contar con candidatos que tengan 10 o 15 años de experiencia para cubrir un puesto de ingeniero de nivel medio?

En los últimos años, la calidad de los empleados se ha ido perdiendo entre la rigidez de los requisitos de talento que se han terminado convirtiendo en un estándar. ¿Y quién podría estar detrás de esta tendencia? El hecho de que contemos con un mercado con una gran diversidad de skills y con muchos candidatos.

Independientemente de la causa, el hecho es que los empresarios pueden estarse excediendo en los requisitos laborales que fijan, restringiendo al hacerlo sus reservas de talento. A partir de ahora, y a pesar de la volatilidad del mercado laboral que estamos atravesando, los responsables de selección y contratación deberán analizar detenidamente tanto sus descripciones de los puestos de trabajo como la definición de sus ofertas de empleo para asegurarse de que reflejan con precisión los requisitos realmente necesarios para cubrir el puesto vacante en cuestión.

Anuncios de empleo basados en personas y no en requisitos

Revisar las descripciones de tus ofertas de empleo de forma regular y actualizarlas según sea necesario pueden suponer mucho tiempo, pero resulta absolutamente necesario en el mercado de talento de hoy día. Una descripción de trabajo demasiado exigente conllevará problemas como los que atañen a alejar a los candidatos cualificados, llevando a las personas contratadas a aburrirse con cierta rapidez, pues muchas veces se hallan sobre cualificadas para el puesto en el que terminan trabajando.

Por lo que, ¿cuál puede ser la mejor manera para crear descripciones de los puestos que resulten realmente efectivas? En lugar de incluir una extensa lista de requisitos, piensa en un empleado con el que ya cuentes y que desarrolla un buen trabajo para tu empresa. Basa la descripción del puesto a cubrir en sus rasgos y habilidades. Y asegúrate de establecer expectativas claras sobre lo que implica ese rol y las oportunidades de crecimiento que el puesto pueda ofrecer a largo plazo. Esto ayudará a garantizar que los candidatos que presenten su candidatura terminen satisfechos con el puesto, lo que frenará su desgaste a largo plazo.

Repensar el potencial del candidato

Dada la oferta y demanda del mercado laboral actual, los empresarios han de ser creativos sobre cómo atraer y retener al mejor talento. Esta creatividad podría incluir rebajar la lista de requisitos, aportando también una comprensión más matizada del potencial que cada candidato pueda tener.

Los gerentes y técnicos de contratación se están dando cuenta de que es necesario lanzar redes más amplias, y de que lo pueden hacer además desde los mismos lugares donde acostumbran a buscar a sus candidatos. Con esto, se consigue que los candidatos aporten una extensa experiencia a sus industrias. Los reclutadores y los gerentes de contratación están aprendiendo que las aptitudes y capacidades de los candidatos pueden resultar más importantes que contar con una experiencia determinada, y nos encontramos aquí con otra razón por la que esas largas listas de requisitos resultan contraproducentes.

Está claro que esto plantea una pregunta clave: ¿cómo podría calcular algo tan ambiguo como la aptitud cuando no se puede acceder a la experiencia previa de un candidato? Algunas empresas empiezan a incorporar evaluaciones para chequear la resolución de problemas, pruebas de matemáticas y métodos similares de evaluación en sus procesos de contratación. Dichas evaluaciones le brindan al técnico de recursos humanos de una visión con las habilidades básicas de cada candidato, dando por hecho que las podrá reajustar para el puesto de trabajo a cubrir. Y lo hará a través de las oportunidades de capacitación y desarrollo que las empresas le puedan ofrecer.

Ajustar las descripciones del puesto haciendo que resulten competitivas

Si bien podemos obtener muchos beneficios del hecho de relajar los requisitos e invertir en el potencial, también es importante tener en cuenta que las empresas deben equilibrar la necesidad de contratar de forma rápida con la necesidad de contratar a la persona adecuada.

 Pero también podemos señalar que gestionar contrataciones rápidas sin garantizar primero un buen ajuste y descripción del puesto a cubrir, puede ocasionar muchos problemas. Esto resulta particularmente cierto si tu lista de requisitos estrictos conduce a una contratación sobre cualificada. Podrías pensar que esa lista te garantiza a un trabajador de mayor calidad que puede cubrir los requisitos que hayas marcado de forma rápida, pero si contratas a alguien que está sobre cualificado para el trabajo que desempeña, lo más seguro que es lo termines perdiendo. Esto se debe al hecho de que algunos trabajadores se sienten menospreciados en algunos puestos, al no estar usando su formación o el conjunto de sus habilidades.

Contratar para las necesidades actuales

Una consideración final: los empresarios no distinguen a menudo entre las necesidades de contratación que tienen en la actualidad y las que puedan tener en un futuro. Y esto puede ser un factor concluyente a la hora de configurar esas listas con requisitos demasiado estrictos.

Pues puede que estés descuidando a candidatos sólidos para el trabajo actual al concentrarte en un futuro que puede llegar a tener lugar, o no.

Además, el mercado de trabajo actual es más susceptible de los cambios de puesto por lo que resulta innecesario pensar en dónde podría estar cada nuevo empleado dentro de unos años.

Si finalmente contratas a alguien con la idea de llevar su puesto a un nivel superior, asegúrate de informarle de esa línea del tiempo por adelantado para que pueda tomar decisiones informadas a lo largo del desarrollo de su trayectoria profesional. De esta manera, tanto el candidato como el empleado podrán gestionar sus expectativas de forma adecuada.

Si llevas tiempo sin evaluar las descripciones de los puestos de trabajo, quizá sea el momento de hacerlo. ¿Realmente estás dando en el blanco con respecto a las habilidades, experiencia y educación requeridas? Puede que te sorprendas al descubrir que eliminar los requisitos no críticos te puede abrir a un grupo de talentos mucho más amplio, sin llegar a comprometer la calidad de los empleados que contratas.

 

Averigua cómo te podemos ayudar a gestionar tus procesos de selección de una manera eficiente y rápida:

Pide una demo

Etiquetas: Reclutamiento, Selección, Employer Branding, Tecnología