Utiliza las redes sociales para encontrar a los perfiles que buscas

7 simples reglas para un nuevo estilo en el reclutamiento

Es probable que la estrategia de comercialización de tu empresa incluya un uso considerable de las redes sociales. Puede que la gente de marketing publique sobre eventos y ofertas especiales en Facebook, blogs... sobre los nuevos productos y servicios que ofrecéis. Lo más seguro es que también usen Twitter para interactuar con los clientes y seguidores. Siempre que tengas algo para promover, tendrás muchas opciones de recurrir a los medios de comunicación social como canal de difusión.

¿Y qué hay del reclutamiento? ¿Se están utilizando las redes sociales para llegar al talento? Pues deberías plateártelo.

De hecho, puedes incluso hacer de las redes sociales el canal principal a través del que publicas las ofertas de empleo, te pones en contacto por primera vez con los posibles empleados, y difundes información sobre el trabajo de tu empresa.

¿Por qué? Veamos el poder y ventajas del reclutamiento a través de las redes sociales:

La contratación a través de las redes sociales resulta increíblemente rentable.

Pues en cuanto hayas conseguido tener presencia en una red social, no tendrás que pagar costes adicionales a la hora de redactar y publicar ofertas de trabajo. Y aunque algunos sitios puedan cobrar una tarifa para patrocinar esas publicaciones, puedes aprovechar la promoción gratuita de los tuyos, consiguiendo así empleados, fans y clientes que comparten esas mismas publicaciones en sus propias redes.

Continuar leyendo

7 simples reglas para un nuevo estilo en el reclutamiento

7 simples reglas para un nuevo estilo en el reclutamiento

"Una de las frases más peligrosas, aunque la solamos utilizar con frecuencia es "siempre lo he hecho de esta manera."

A medida que los avances tecnológicos y las formas en que la gente accede y se llega a comprometer con el contenido online cambia, también lo deben hacer aquellos sectores en los que el éxito depende de la capacidad de relacionarse y comunicarse de forma efectiva con las personas.

Y esto incluye el reclutamiento y selección de personal.

Publicar y quedarse esperando a que te entren candidatos está pasado de moda. Los correos electrónicos impersonales ya no se llevan. Los candidatos de hoy día quieren más, y si los reclutadores quieren quedarse con el mejor talento, tendrán que respetar las reglas de juego: las reglas de la nueva contratación.

1. Prioriza a los candidatos que ya tienes

El 61% de los solicitantes de empleo se definen a sí mismos como "candidatos pasivos", lo que significa que tienen trabajo, pero están abiertos a nuevas oportunidades. Dado que esta sería la mayor parte del público que busca empleo, el caso de las empresas que llevan a cabo un reclutamiento basado en el contenido que generan y en los datos que les entran a través de éste, supone un enfoque de contratación más fuerte que nunca.

2. Reconoce que el contenido que generas puede ser lo más importante

Si los candidatos que te van llegando conllevan una nueva experiencia en el reclutamiento, el marketing de la contratación es el mecanismo con el que se alcanza esta experiencia y la base de este mecanismo es el contenido. El contenido es el método por el que la marca empleadora se comunica, información que es clave para crear una experiencia positiva en los candidatos y desde el primer momento de contacto. El contenido, cuando se investiga, planea, ejecuta y entrega correctamente, puede marcar la diferencia en la capacidad de tu empresa para atraer, captar, y desarrollar a los mejores talentos. Cuanto antes te des cuenta de ello y aproveches el potencial que tiene, más logrado estará.

Continuar leyendo

5 cualidades a evaluar en una candidatura

5 cualidades a evaluar en una candidatura

Podría haber miles de consejos sobre cómo evaluar las habilidades más decisivas en cada etapa del proceso de contratación. Pero, vamos a retroceder un momento para poder desplazarnos del '¿cómo buscar?' al '¿qué buscar?: de las numerosas habilidades y rasgos de personalidad que existen, ¿cuáles son exactamente las cualidades de un buen candidato que siempre habrás de tener en cuenta?

Si conoces lo que tienes que buscar en un candidato podrás contar con más posibilidades de encontrar las mejores personas, evitando así los costes que supone contratar a los candidatos menos idóneos.

Es por todo ello que hemos optado por reducir a 5 la lista de las cualidades a buscar. Se trata de las 5 más críticas para que un trabajador consiga un buen desempeño profesional:

1. El trabajo en equipo

2. La predisposición a aprender

3. La comunicación

4. La automotivación

5. El encaje cultural

Esto no significa que estas sean las únicas habilidades a evaluar. Pero sí que se trata de características a tener en cuenta independientemente del rol para el que estés contratando. ¡Aquí tienes por qué!:

1. El trabajo en equipo

La mayoría de los trabajos requieren de un grado de colaboración con otras personas y, en ocasiones, pueden conllevar administrar el trabajo de otros. Incluso el trabajo que se realiza en solitario, como la contabilidad o el desarrollo de software, puede conllevar una contribución considerable por parte de otras personas. Por tanto, a menos que estés contratando a un camionero o a un vigilante nocturno de un centro comercial, necesitarás personas que puedan colaborar de una forma efectiva con los demás.

2. La predisposición a aprender

El aprendizaje a lo largo de la vida es una necesidad apremiante, pues tanto las nuevas tecnologías como el conocimiento más general están presentes todo el tiempo en las organizaciones y en los sistemas de trabajo. Quien no aprende corre el riesgo de quedarse atrás, sin importar el conocimiento o la posición obtenidos hasta el momento. La disposición y, en última instancia, la capacidad de aprender son cualidades muy valorables en un buen empleado, no solo para aprender nuevas y complejas habilidades, sino también para crecer como profesional y como persona. El concepto de adaptabilidad es también una de las cualidades de un buen empleado y candidato ya que también está asociado con la voluntad de aprender.

Continuar leyendo