Principales ventajas y aportaciones del teletrabajo

Hasta hace muy poco tiempo, la opción de trabajar desde casa había sido el santo grial de los beneficios adicionales que ofrecían algunas empresas. Pero los tiempos han cambiado y, especialmente a la luz de los acontecimientos recientes, el trabajo desde casa ha dejado de ser un beneficio deseado, convirtiéndose casi en un estándar.

De hecho, es cada vez más difícil encontrar una empresa que no haya adoptado algún tipo de política de trabajo flexible. Siendo algo que las propias circunstancias que atravesamos han terminado imponiendo tanto a trabajadores como a empresarios.

Esta creciente popularidad del trabajo a distancia no es solo una gran noticia para los trabajadores, sino también es una gran noticia para los empresarios que buscan hacer crecer sus negocios.

Al fin y al cabo, la capacidad de las empresas para crecer de forma exitosa siempre ha dependido de crear una base de trabajadores sólida que pueda gestionar un posible aumento en las ventas, del trabajo o de la producción. El trabajo a distancia ofrece tal base: las empresas grandes y pequeñas pueden incrementar sus negocios sin verse obstaculizadas por problemas como la escasez de talento con el que cuentan o el poco espacio en la oficina.

Cuatro aportaciones positivas del trabajo a distancia:

1. Reducción de gastos

Cuando las empresas empiezan a crecer, pueden ver disparados sus gastos fijos debido a la necesidad de pagar más equipos, espacio de oficinas y muebles, además de los beneficios para que tiene que aportar a sus empleados. La tensión financiera resultante puede ser devastadora para un negocio en crecimiento que se encuentre trabajando para conseguir rentabilidad.

Sin embargo, con un equipo de trabajo a distancia, se hace innecesario mantener ese espacio de oficina para acomodar a cada empleado, lo que conlleva mucho ahorro en gastos.

Cuando se reducen los costes operativos, queda más espacio en el presupuesto para lo que realmente importa para crecer: contratar empleados cualificados que puedan brindarle a tu empresa el valor que necesita. Además, un modelo de equipo distribuido brinda a la organización la capacidad de contratar empleados rápidamente sin preocuparse de si existe la infraestructura física que respalde ese crecimiento.

2. Acceso a más talento

Además de reducir los gastos generales, el trabajo a distancia le otorga a tu empresa acceso a un grupo más amplio de candidatos cualificados. Pues, en lugar de limitarse al talento local, tu empresa podrá contratar a cualquier persona, y en cualquier lugar. De esta manera, el reclutamiento empieza a basarse menos en la ubicación, haciéndolo en cambio en el conjunto de habilidades, personalidad y en las capacidades del candidato a la hora de ofrecer un valor real a la empresa.

Además, investigaciones recientes muestran que las opciones de trabajo flexibles son un beneficio muy atractivo para los trabajadores de hoy día. Cuando contratas de forma remota, no solo expandes tu grupo de talento, sino que también llamas más la atención de otros candidatos. Esto tiene mucho poder, especialmente para empresas que pertenecen a industrias o ubicaciones que sufren de una escasez significativa de perfiles. 

3. Mejores resultados laborales

Muchos empleados descubren que en realidad son más productivos cuando se liberan de las limitaciones de una oficina tradicional, y resultan por lo tanto, más capaces de manejar los desafíos que conlleva trabajar para una empresa desde casa.

¿La razón de eso? Cuando los empleados pueden gestionar sus propias prioridades y trabajar según sus propios horarios, se liberan del estrés producido por las gestiones de la empresa y demás obstáculos de la oficina. Los empleados pueden trabajar de la manera que les provea de mejores resultados, lo que conlleva una mejora en la calidad del trabajo desempeñado. Todo ello hace que se logren los objetivos de la empresa poniendo además nuevas ideas sobre la mesa al hacerlo.

Esto puede aumentar la productividad aún más cuando la empresa se concentra en los resultados de los empleados, en lugar de en lo que están haciendo y cuándo. Y resulta evidente que, con un equipo virtual, es imposible rastrear cada momento del día de un empleado.

4. Mejora el liderazgo

Cuando los jefes dejan de medir la asistencia para medir el desempeño, no solo mejoran sus equipos, sino que también se mejoran a sí mismos.

Muchos líderes tienen problemas para delegar responsabilidades a medida que la empresa crece. La capacidad de "escalar" como gerente es posiblemente el desafío más crítico que enfrenta un jefe conforme busca acelerar el crecimiento de su empresa.

Para administrar con éxito un equipo distribuido, un jefe no tiene más remedio que adoptar nuevos hábitos de reclutamiento, contratación, y gestión del desempeño de los empleados para una gestión correcta de las personas. Los jefes aprenden rápidamente cómo manejar y resolver conflictos mientras se ganan la confianza del equipo. Aprenden el valor de la flexibilidad en relación con la gestión de proyectos. Aprenden el papel fundamental que pueden llegar a desempeñar en el fomento de una fuerte cultura de equipo. Y estas habilidades son vitales para cualquier jefe encargado de hacer crecer tanto su negocio como las personas a su cargo, de forma exitosa.

 

Parece que hemos tenido que esperar a contar, por desgracia, con circunstancias externas que nos demostraran que el trabajo que desarrollamos en la oficina se puede llevar a cabo de forma remota, sin necesidad de desplazamientos ni de justificación del mismo a través del mero hecho de estar en la oficina. 

Quizá podamos aprovechar esta circunstancia para seguir trabajando con firmeza, independientemente del lugar desde el que llevemos a cabo las tareas. 

Las empresas pueden desarrollar un equipo de talento a distancia y hacerlo como ese catalizador que necesita para alcanzar nuevos desarrollos. Lo que, combinado con una cultura fuerte y un liderazgo sólido, terminará estructurando un equipo distribuido y con mayores capacidades de organización para crecer de manera efectiva y sostenible.

Además, contamos ya con la tecnología, prácticas y herramientas que permiten superar los obstáculos que impedían que muchas empresas adoptaran completamente el trabajo a distancia. Por lo que aprovechémoslas para seguir aprendiendo conforme trabajamos, aunque nos encontremos teletrabajando. 

Averigua cómo te podemos ayudar a gestionar tus procesos de selección de una manera eficiente y rápida:

Pide una demo

Recluta automatizando tu propia base de datos

Encontrar al candidato adecuado es una tarea extremadamente difícil, igual resulte tan difícil como encontrar un trabajo. Los candidatos pasan ahora más tiempo buscando trabajo y lo hacen, soliéndose remitir a las diferentes aplicaciones para dar con una solución lo más instantánea posible.

Desde TalentForJobs, queremos, como hemos querido siempre, facilitar esta tarea tanto para los candidatos como para las empresas y, es por ello que nos encontramos presentando una nueva funcionalidad de nuestro software: la coincidencia de los puestos de trabajo con la base de datos de candidatos con la que cuentan las empresas y viceversa.

Funcionalidad

El algoritmo del matching trabaja como motor de coincidencias para poder establecer a qué candidatos de tu base de datos quieres encontrar en cada momento.

Continuar leyendo

La importancia de la experiencia del candidato y posterior empleado

La mayoría de los empresarios coincide en la importancia de la experiencia del trabajador en el entorno de talento, pero ¿sabemos qué significa realmente el término en este contexto?

Siempre nos hemos interesado por la experiencia del candidato y posterior trabajador. Pero creemos que también hay que mostrar cierta empatía por la marca y por el empleador en relación a sus empleados.

Pues pensamos que hay que tratarla como una relación, y no como una simple transacción.

Siempre se ha observado la experiencia del empleado, tanto cuando se conocía por este término como por otro. Y podemos encontrar básicamente dos escuelas de pensamiento cuando se trata de construir la experiencia de empleado.

Existe la posibilidad obvia de que un empresario piense en sus empleados como cualquier otro recurso, ya que en el intercambio económico que vivimos, se puede conseguir que los empleados produzcan lo que se necesite en cada momento para que las empresas sigan teniendo éxito. Sin embargo, salta a la vista que este enfoque meramente transaccional suele producir pérdidas.

En lugar de esto, muchas empresas están adoptando una visión más relacional respecto de la experiencia del empleado. Y se basan para hacerlo en la consideración de toda la experiencia de éste, abarcando muchas de las singularidades de su vida cotidiana. 

¿Por qué pasa esto?

Porque muchos empresarios empiezan a pensar en el empleado desde la perspectiva de este último y pensando en cómo añadirle valor a su vida a través del trabajo que desempeña. 

Hay organizaciones que se esfuerzan por mantener enfoques más relacionales en el apretado mercado de talento de hoy día, pero esto puede suponer un reto incluso para las empresas más pequeñas.

Valores claros para una cultura laboral fuerte

En lugar de un enfoque que va de arriba a abajo, o de aquel de "talla única," muchas empresas están aportando diferentes opiniones sobre cómo crear grandes experiencias para sus empleados.

Continuar leyendo