La importancia de tu presencia online

estrategias básicas para contratar talento

Nos conectamos a LinkedIn con frecuencia para relacionarnos con gente del sector o para llegar a mis clientes. Pero cuando no encontramos a alguien que conozcamos fuera de esta red social, y le preguntamos por el porqué, suelen responder siempre con una excusa similar: "Ya me abriré uno más tarde. No necesito tener un perfil ahora mismo, por lo que no tendría sentido".

Bueno, amigo, te he de decir que no tienes razón. Sí que necesitas tener una presencia en línea ahora, y te aseguro que tiene todo el sentido del mundo. Ya que un perfil en LinkedIn no es algo que se puede construir de la noche a la mañana. Puedes crear la página física rápidamente, pero las conexiones, blogs, y afiliaciones a grupo llevan su tiempo.

En la sociedad interconectada de hoy en día acceder a la Red y posicionarse bien en ella como profesional crea un sinfín de oportunidades.
Si tienes una presencia fuerte en línea ahora, podrás garantizar que estarás listo para un nuevo trabajo en el momento oportuno.

¿Por qué ahora?

Si abres tu perfil en LinkedIn hoy, podrías ver a un amigo publicar una oportunidad de empleo próxima que de lo contrario perderías. Puedes tener la oportunidad de conectar con alguien con mucho poder en tu campo, ¡por el mero hecho de que compartís esa conexión que os une!

De forma similar, los reclutadores no solo usan Internet para buscar nuevos candidatos. A menudo usan las redes sociales para buscar candidatos que ya están trabajando.
Si tienes una presencia fuerte en línea, podrás garantizar que, cuando llegue ese nuevo puesto, estarás preparado para ir a por él.

¿Cómo puedes empezar?

Por supuesto, la configuración de un perfil de LinkedIn es una forma esencial para comenzar a construir tu presencia en línea, pero hay mucho más por hacer.
Envía tu CV a páginas Web relacionadas con la gestión de campañas de selección. Investiga un poco para ver si hay páginas específicas para tu industria o línea de trabajo preferida. Esto te ayudará a presentarte ante los reclutadores y profesionales correctos.

Conecta con gente mediante la publicación de tu currículo en línea, suscribiéndote a grupos con candidatos que los reclutadores revisan constantemente. A menudo, los reclutadores y gerentes de contratación buscarán los perfiles de los candidatos utilizando palabras clave para encontrar al más adecuado según las funciones que quieran cubrir, por lo que si tu currículo vitae no está publicado, te estarás cerrando a ti mismo posibles conexiones y oportunidades de trabajo.

Un consejo...

¡No publiques tu CV para olvidarte después de él! ¿Deseas mostrarle a los demás que buscas trabajo de forma proactiva y que eres alguien que quieren contratar?

Asegúrate de actualizar tu información cada dos semanas o un mes. Si no dispones de información nueva para añadir, simplemente vuelve a escribir la información antigua, ya que al hacerlo se mostrará que has estado activo en tu perfil. Algo tan pequeño como borrar y volver a escribir una frase se registrará como una actividad nueva en tu perfil.

La actividad continua en tu perfil les mostrará a los reclutadores y gerentes de contratación que eres un buscador de empleo proactivo y que estás interesado en hacerte con un empleo.

Si solo lo publicas y dejas que se estanque, los reclutadores y gerentes no podrán interesarse demasiado por tu perfil. Porque esto les hace pensar que has abandonado la búsqueda de empleo, o que no estás dispuesto a acometer nuevas funciones en los puestos que tienen. ¿Por qué tienen que poner interés para llegar a un candidato que parece totalmente desconectado?

Podría parecer mucho trabajo, pero estar en línea es demasiado importante como para esperar. Hazte un favor y toma algún tiempo para tener un verdadero perfil profesional en línea. Publica una foto de perfil profesional, comparte tu currículo, conecta con algunos amigos, únete a grupos, y si eres realmente ambicioso, ¡escribe un post o dos!
Como precaución, es posible que también desees repasar tus imágenes de publicaciones que tengas en otras redes sociales. Si no deseas que tu futuro jefe las vea, lo más acertado es que esas imágenes dejen de estar en Internet.