Llamar al mejor talento

Llamar al mejor talento

Diseñar bien una estrategia de nuestro reclutamiento nos da la opción de hacernos con los mejores perfiles para una oferta en cuestión. Esto no siempre supone dedicar más tiempo a este tipo de procesos sino aprender a utilizar las herramientas que tenemos a nuestro alcance y que automatizan esas tediosas tareas que seguimos haciendo manualmente.

Si a esta automatización podemos añadirle los datos de los perfiles con los que ya hemos contado en procesos de selección previos, o las inscripciones que solicitan quienes nos sigan en nuestra página web o redes sociales, tendríamos el coctel perfecto para tardar mucho menos tiempo a la hora de cubrir un puesto determinado.

Para ello, no esperes a tener vacantes para dar forma a tus listas y “Talent pools”. Hay aplicaciones en el mercado que permiten ir creándolas de forma automática y desde nuestra misma base de datos.

Para asegurarte de que cuentas con el mejor talento, tendrías que actualizar los perfiles con los que cuentas con bastante frecuencia, pues muchos de ellos se quedan obsoletos en cuanto terminamos de cubrir un puesto determinado. Ahora puedes aprovechar todos los datos y perfiles que manejas actualizándolos automáticamente y sin necesidad de dedicarte a esta tarea manualmente.

 

Imaginemos que tenemos la oferta: Programador en Java con inglés. Podríamos limitarnos a publicarla en distintos portales de empleo con los que trabajemos, citar a los perfiles más destacados para una entrevista personal, y hacerles pasar una prueba de nivel de inglés a los que encajen en el puesto en cuestión.

Todos sabemos el tiempo que se pierde y la frustración del reclutador al darse cuenta, ya en la entrevista, de que está perdiendo el tiempo entrevistando a un candidato que no cumple con las exigencias mínimas para el puesto a cubrir. Pasar en repetidas ocasiones por esta experiencia hace que necesitemos automatizar las fases de los procesos, pudiendo dedicar el tiempo que ganamos a cosas como difundir esa oferta en todos los medios y redes que utilizamos afines a la oferta en cuestión.

Al hacerlo así, tendríamos que contar con una herramienta que tenga como estandarte la integración de muchos medios en uno solo. Esta, tendrá como tarea agrupar todos los candidatos que se inscriben, independientemente del lugar desde el que lo hagan, en un mismo espacio, facilitando muchísimo la tarea del reclutador.

Una vez centralizados los resultados de los espacios de difusión y gestión en uno solo, podemos diseñar el proceso por el que queramos que pasen todos los candidatos. Se pueden diseñar fases más generales, concretando cada vez más, llegando a incluir una prueba de inglés y otra técnica y ¡todo ello sin haber visto al candidato en cuestión! De esta manera, conseguimos agilizar muchísimo nuestros procesos puesto que avanzan solos, tras haber sido configurados.

Te asegurarás poder contar con el mejor talento y con una base de datos actualizada, indexada y muy dinámica, lo que agilizará enormemente todos los procesos que emprendamos a partir de esa automatización.